alergias alimentarias
¿Qué es la alergia alimentaria?: principales síntomas y tratamientos
22 noviembre, 2017

¿Por qué hacerte un test de intolerancia alimentaria A200?

tes de intolerancia alimentaria

Disfrutar de una buena salud es sin duda el objetivo más importante que toda persona quiere alcanzar en su vida, y es por ello que estemos cada vez más interesados en los test de intolerancia alimentaria.

Los logros personales pierden siempre importancia frente a nuestra salud, ya que sin ella es muy difícil alcanzar las metas que nos propongamos.

Numerosos estudios aseguran que el deporte físico moderado y una buena alimentación son las claves para poder disfrutar de una buena salud, así como para vivir muchos años.

Además de una predisposición genética, gracias a los avances en la medicina de las últimas décadas como el test de intolerancia alimentaria, podemos prevenir y detectar un gran número de enfermedades y de este modo disminuir los síntomas de aquellas que podamos padecer o que bien ya padecemos desde nuestro nacimiento.

En el artículo que te proponemos a continuación explicaremos cuales son los principales beneficios de realizar este test. Presta mucha atención y comienza a invertir en el bien más preciado de todos: tu salud.

1. ¿En qué consiste el test de intolerancia alimentaria?alérgenos en la comida

Mediante análisis clínicos es posible conocer cómo es la respuesta de nuestro sistema inmune frente a los alimentos que consumimos diariamente. Con la ayuda de estos test se evalúa la hipersensibilidad del paciente frente a determinada comida y bebida.

Dicha hipersensibilidad no nos informa si tenemos alergia  a determinados alimentos o si presentamos algún tipo de intolerancia alimentaria, pero sí que nos da pistas de por qué tenemos diversas molestias como ansiedad, estreñimiento  o urticarias.

Por ello, el test de intolerancia alimentaria actúa como brújula para poder detectar enfermedades graves que empeoran nuestra calidad de vida.

2. Consecuencias de la intolerancia alimentaria en nuestra salud

Tras décadas de investigación, los especialistas aseguran que las condiciones clínicas que tienen su origen en la intolerancia alimentaria pueden ser: problemas respiratorios, trastornos músculo – esqueléticos, alteraciones psicológicas, procesos dermatológicos y trastornos gastrointestinales.

2.1 Efectos en el aparato digestivo

El aparato digestivo está compuesto por el tracto digestivo, órganos  huecos que comunican la boca con el ano y otros órganos como el hígado o el páncreas que ayudan a nuestro cuerpo a transformar y absorber todos los alimentos que ingerimos.  A su vez, el tracto digestivo está formado por la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso (conocido como colón), el recto y el ano.

La principal labor del aparato digestivo es la de procesar los alimentos que consumimos y obtener la energía que el resto de órganos necesita para su correcto funcionamiento.

Para que el aparato digestivo pueda funcionar correctamente siempre es necesario que la alimentación que realicemos sea la adecuada dependiendo de las necesidades de nuestros cuerpos.

Habrá ocasiones en las que necesitemos productos sin lactosa, alimentos  con o sin gluten, alimentos ricos en fibra etc. Gracias a los análisis realizados en el test A200 podemos saber lo que favorece a nuestro aparato digestivo y lo que no.

Cuando tenemos intolerancia a ciertos alimentos, pero los comemos porque no somos conscientes de ello, es frecuente que tengamos dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, hinchazón abdominal o síndrome del colon irritable


aparato digestivo

2.2  Aparato respiratorio

La función principal del aparato respiratorio es la del transporte de oxígeno a todos los tejidos de nuestro cuerpo, tras haber penetrado por las fosas nasales. Un buen funcionamiento de todos los órganos que componen el aparato respiratorio es de vital importancia para poder sobrevivir.

Las principales partes del sistema respiratorio son: las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea y los pulmones.

Cuando padecemos algún tipo de intolerancia alimentaria y no comemos adecuadamente, es decir, aquellos alimentos que el test A200 nos desaconseja, podemos padecer: tos, bronquitis, asma, rinitis, dificultad respiratoria o alergias.

2.3 Efectos en el aparato locomotor

Está compuesto por el conjunto de sistemas esquelético, articular y muscular, que coordinados por el sistema nervioso permiten la locomoción.

Nuestro sistema óseo siempre necesita calcio, pero es cierto que algunos alimentos que lo contienen pueden provocarnos daños en nuestro aparato digestivo.  Es frecuente que cada vez más personas tengan que comer productos como la leche sin lactosa o los yogures sin lactosa.

Cuando ingerimos alimentos inapropiados para nuestro cuerpo es posible que padezcamos: dolores en los músculos, rigidez, artritis  o fibromialgia.

Por otro lado, a veces se atribuye a una falta de movilidad o ejercicio físico de nuestro aparato locomotor  condiciones clínicas relacionadas con la retención de líquidos o la obesidad. Sin embargo, muchos especialistas aseguran que la ingesta de alimentos a los que somos intolerantes pueden tener esos efectos en nuestro cuerpo por lo que nos sería difícil perder peso.

2.4 Efectos en el sistema nervioso

El sistema nervioso es el encargado de organizar, controlar y coordinar las funciones que tienen lugar en nuestros cuerpos. Las células que componen el sistema nervioso, que son las denominadas neuronas, se encargan de enviar señales eléctricas al cerebro.

El sistema nervioso está formado por el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. El primero está compuesto por el encéfalo y la médula espinal, mientras que el segundo está conformado por los nervios.

Cuando ingerimos alimentos que no tolera nuestro cuerpo es posible que padezcamos: ansiedad, letargia, depresión, fatiga, hiperactividad, mareos, vértigos, migrañas o dolores de cabeza.

 

3. Beneficios del test de intolerancia A200

Como has podido comprobar, son muchas las alteraciones que consumir ciertos alimentos puede provocarnos en nuestra salud. Es por ello que es muy importante llevar a cabo el test de intolerancia alimentaria como el A200.

Este test revolucionario es capaz de evaluar la respuesta de nuestro sistema inmune frente a más de 200 alimentos de la dieta mediterránea. Gracias a los análisis en laboratorios clínicos se puede analizar la hipersensibilidad alimentaria al detectar en nuestra sangre  los llamados anticuerpos tipo IgG, que son producidos por la persona frente a las proteínas de los alimentos.

Los anticuerpos tipo IgG llevan a cabo una reacción inmune retardada y síntomas asociados a la hipersensibilidad.  Cuando las personas presentan en sus análisis de sangre un nivel muy alto de IgG frente a un determinado alimento se pueden originar severos daños en el sistema nervioso, aparato locomotor,  aparato respiratorio y aparato digestivo.

Las principales características del test de intolerancia alimentaria A200 son:

  1. Facilidad de realizarlo: se puede llevar a cabo a través de su contratación en su plataforma online, mediante médicos prescriptores o centros de especialidades. Además los resultados pueden ser obtenidos en un corto periodo de tiempo.
  2. Precisión de resultados: los test A200 permiten determinar la presencia y niveles de anticuerpos del tipo IgG frente a más de 200 alimentos diferentes. Durante el proceso se realiza el análisis por duplicado de cada alimento por lo que se logra una mayor exactitud en los resultados.
  3. Practicidad: cada vez son más las personas que padecen intolerancia alimentaria crónica a determinados tipos de alimentos. Se estima que alrededor del 20% y el 35% de la población puede padecer intolerancias alimentarias que en la mayoría de los casos desconocen.

Tras realizar el test A200, los pacientes reciben siempre un detallado informe donde se les clasifican los alimentos en cuatro categorías bien diferenciadas:

test a200 labco

3.1 Permitidos

Esta clasificación hace referencia a todos aquellos alimentos cuya ingesta no provoca ningún tipo de alteración negativa en nuestro aparato digestivo. Son por tanto, los alimentos a los que son tolerantes los pacientes y deben incluirse siempre en sus dietas.

3.2 No recomendados

Son aquellos alimentos que los especialistas sugieren no consumir más. Es cierto que aunque pueden no suponer un grave riesgo para nuestra salud es recomendable no consumirlos o nunca más de una vez por semana.

3.3 A evitar

Son aquellos relacionados con un elevado nivel de IgG en la sangre, por lo que los médicos aconsejan seriamente no tomarlos.

3.4 No permitidos

Todos los alimentos a los que el paciente es intolerante y suponen un grave peligro para su salud son los clasificados como “no permitidos”. Algunos de los más comunes son: alimentos con gluten, alimentos con lactosa, alimentos con histamina, etc.

Los cambios en la forma de producción y elaboración de los productos que consumimos han podido ocasionarnos muchas de las intolerancias y alergias que solemos padecer diariamente.

Está comprobado científicamente que las dietas saludables nos aportan mucho más bienestar y energía que otras denominadas “dietas para perder peso” o “dietas proteicas”.

Una revisión constante de nuestro cuerpo mediante análisis de sangre, pruebas médicas y el test A200 mejoran positivamente nuestra salud haciendo que nos sintamos mucho más activos y productivos en las tareas cotidianas.

Esperamos que te haya resultado de gran utilidad este artículo y que hayas podido comprobar la gran importancia de llevar a cabo test de intolerancia alimentaria como el test A200.

Recuerda que toda consulta sobre nuestra salud siempre ha de estar supervisada por profesionales médicos especializados que cuenten con prestigio y reconocimiento. Si necesitas más información sobre alimentos intolerantes y cómo combatirlos mediante la realización del test A200 no dudes en ponerte en contacto con nosotros.