alimentos saludables
Los 10 alimentos saludables y necesarios en tu dieta
22 diciembre, 2017
dieta blanda para la salud
¿Qué es la dieta blanda y por qué seguirla cuando tienes problemas de estómago?
3 enero, 2018

Todo lo que debes saber sobre la anatomía del estómago y sus funciones

estómago sano

El estómago es la parte más grande del sistema digestivo y se encarga de digerir los alimentos convirtiéndolos en nutrientes o desechos. Se encuentra en la parte superior izquierda del abdomen entre el esófago y el duodeno.

Es importante saber que aunque el estómago es quien se encarga de la digestión necesita de otros órganos igualmente importantes para realizar su función, entre ellos el esófago, el intestino delgado, el intestino grueso, el hígado y el páncreas.

El estómago es de esas partes del cuerpo de las que solo nos acordamos cuando sufrimos algún dolor o problema digestivo, por eso, vamos a conocer mejor la anatomía del estómago y sus funciones.

Anatomía del estómago

El anatomía del estómago, con forma de jota, tiene un diámetro de aproximadamente 10 centímetros, pero su tamaño depende de la edad, el sexo y el tono muscular de la persona. El estómago se expande cuando comemos para albergar los alimentos que ingerimos y su capacidad alcanza los 2000 centímetros cúbicos, esto también varía en función de cada persona.

La anatomía del estómago es compleja, tiene una cara anterior y otra posterior. Y dos curvaturas, una hacia fuera, llamada curvatura mayor y otra curvada hacia dentro, que se denomina curvatura menor. La parte de la anatomía del estómago que queda debajo de las costillas se llama Triángulo de Traube y la que no queda oculta se llama Triángulo de Labbé.

Anatomía del estómago. Partes

Observando la anatomía del estómago podemos encontrar 4 partes bien diferencias, cada una tiene una función diferente:

Cardias, son unas válvulas o esfínteres que conectan al estómago con el esófago, el buen funcionamiento de esta válvula evita el reflujo gástrico impidiendo que lo que ingerimos vuelva al esófago. El esófago no está preparado para la acidez de los jugos gástricos por lo que esos reflujos son perjudiciales.

Fundus: es la parte superior del estómago localizada debajo del diafragma. Dentro del Fundus se encuentran las glándulas que segregan los jugos gástricos responsables de la digestión. En esta zona es donde se acumulan los gases.

Cuerpo del estómago o corpus: es la parte más grande, donde se almacena la comida y se produce la digestión. Aquí es donde se encuentran la pequeña y la gran curvatura de la anatomía del estómago.

Piloro. Es el  esfínter que conecta el estómago con el duodeno, que es el comienzo del intestino delgado. El estómago le envía lo que digiere al duodeno intermitentemente todo el tiempo.

anatomia-estomago

Anatomía del estómago. Glándulas y enzimas

La pared gástrica está compuesta cuatro capas que recubren el interior de la anatomía del estómago para protegerlo de los jugos gástricos, estas son mucosa, submucosa, muscula externa y serosa.

-La mucosa contiene glándulas gástricas que son las responsables de los jugos que facilitan la digestión y está cubierta por una capa de tejido epitelial columnar.

-La submucosa está compuesta por vasos sanguíneos y linfáticos, nervios, soporta la mucosa y permite la flexibilidad durante los movimientos peristálticos.

-La mucosa y la submucosa están formadas por pliegues o rugosidades que se alisan cuando el estómago alberga la comida.

-La serosa está formada por una capa epitelial y tejido conectivo que conecta con otros órganos.

-La capa muscular se encuentra debajo de la serosa y está compuesta por tres capas de tejido liso: la interna u oblicua, media o circular y externa o longitudinal. Aquí se producen los movimientos peristálticos.

La gastrina es una hormona que producen las glándulas pilóricas que se encuentran en el antro del estómago y por las fibras peptidérgicas del nervio vago. La gastrina estimula la excreción de jugos gástricos. La segregación de la gastrina se produce en tres fases:

Fase cefálica: ocurre antes de que ingiramos alimentos y responde a estímulos de la vista, el sabor y el olor. Estas señales que se originan en el cerebro, concretamente en la corteza cerebral, la amígdala y el hipotálamo y activan el nervio vago produciendo jugos gástricos.

Fase gástrica: en esta etapa el alimento ya ha sido ingerido y se encuentra en el estómago, esto

Fase intestinal: durante este proceso el alimento ya está transformado en quimo y se encuentra en el duodeno (parte alta del intestino), se produce la secreción de enterogastrona que inhibe la producción de jugos gástricos.

En la anatomía del estómago se localizan varios tipos de células que son las encargadas de producir las sustancias que favorecen la digestión y facilitar la absorción de nutrientes. Estas células son:

Células parietales: son un tipo de células epiteliales de las glándulas gástricas y son las responsables del ácido clorhídrico y del factor intrínseco de Castle, una sustancia necesaria para la absorción de la vitamina B12 por el intestino delgado. Se ubican en el fundus, las cardias y el píloro.

Células de la mucosa: son las encargadas de secretar el moco que protege las paredes del estómago de los jugos gástricos. Podemos encontrarlas en el fundus, las cardias y el píloro.

Células principales: segregan pesinógeno, lipasa gástrica y quimosina,  son responsables de la síntesis de las proteínas. Están localizadas en el fundus.

glándulas del estómago

Anatomía del estómago. Funciones

El estómago digiere la comida y la transforma en una masa llamada quimo, esto se hace  mediante dos procesos:

Movimientos mecánicos: la anatomía del estómago tiene 3 capas de musculatura que mediante una serie de movimientos peristálticos convierte la comida en pequeños trozos. La motilidad gástrica facilita la digestión ya que con una serie de contracciones el estómago amasa el bolo.

Acción química: en el estómago se encuentran una serie de sustancias que desintegran los alimentos, y lo transforman en el quimo, una pasta. Los jugos gástricos están compuestos por agua, ácido clorhídrico y las enzimas digestivas: pepsina, gastrina y lipasa. La pepsina es la que se encarga de la digestión de las proteínas. El pH de los jugos gástricos es extremadamente ácido, alrededor del 1’5 %. Estos ácidos los segrega el estómago inducido por señales físicas y por señales que nos llegan a través de sentidos como el olfato, el gusto y la vista.

Anatomía del estómago. Cómo mantenerlo sano

Tras conocer la anatomía del estómago y sus funciones nos damos cuenta de la complejidad de la digestión y del gran trabajo que realiza el sistema digestivo. Por eso es tan importante que cuidemos nuestra alimentación, para facilitarle el trabajo a nuestro estómago y que no suframos ningún problema digestivo.

Toma alimentos saludables: tenemos que incluir en nuestra dieta una serie de alimentos que nos aporten los nutrientes necesarios que nuestro organismo necesita. Es importante que no abusemos de comida basura, alimentos fritos, precocinados y bollería industrial. El alcohol, los refrescos y los picantes son enemigos de nuestra digestión, evítalos. Una dieta sana y equilibrada es una de las bases para tener un estómago y un cuerpo saludable.

Evita el tabaco: fumar es un hábito muy perjudicial para el cuerpo humano y el estómago no es una excepción. El tabaco tiene una serie de componentes que son causantes de enfermedades del aparato digestivo como la gastritis, la úlcera y el colon irritable. Algunos estudios afirman que los fumadores son propensos a acumular grasas en el vientre.

Practica ejercicio: realizar deporte con asiduidad es una de las maneras de mantener nuestro estómago sano. Favorece la digestión, acelera el metabolismo, regula el apetito, disminuye los problemas gástricos asociados al estrés y favorece el tránsito intestinal.

Lleva una vida tranquila: El estrés, el nerviosismo y la ansiedad afectan directamente a nuestro estómago, por eso es tan importante que cuando comamos estemos tranquilos y lo hagamos de forma pausada y sin prisas. Los nervios pueden causar trastornos a corto plazo como náuseas, vómitos, gases y diarrea y otros más graves como el síndrome del colon irritable.

Rutina alimenticia: comer siempre a la misma hora y no saltarnos ninguna comida es la mejor manera de mantener nuestro metabolismo activo y evitar el sobrepeso y enfermedades como la diabetes. Sobretodo debemos evitar estar comiendo todo el tiempo, nuestro estómago necesita descansar, si estamos picando entre horas no le permitiremos recuperarse de cada digestión.

Bebe agua: a menudo nos olvidamos de que el agua es una parte fundamental de nuestro cuerpo y necesitamos ingerir al menos litro y medio cada día. Te recomendamos hacerlo fuera de las comidas ya que un excesivo consumo de líquido perjudica la digestión.

Elimina el consumo de chicle: como hemos comentado anteriormente hay una serie de estímulos que hacen que nuestro cuerpo segregue jugos gástricos, cuando masticamos chicle nuestro estómago se cree que vamos a ingerir un alimento y aumenta la acidez.

Espera dos horas antes de acostarte: por la anatomía del estómago si comemos e inmediatamente nos tumbamos estaremos ralentizando la digestión y además puede causarnos problemas de reflujo y acidez.

anatomia estómago

La anatomía del estómago es una maquinaria que debe funcionar correctamente y que debemos cuidar para mantener en perfectas condiciones. Una manera de garantizarnos que estamos tomando los alimentos adecuados es hacernos el test de intolerancia alimenticia de A200. Una manera fácil y rápida de saber si nuestro organismo no asimila bien alguno de alimentos de nuestra dieta.